Tlf. 922964687 C/ Lagar de Mendoza, 3, 38360 El Sauzal, Santa Cruz de Tenerife

C A T A L E Y A logo vectorizado lula

¿Qué es la encefalitis y cómo nos puede afectar?

Hoy 22 de febrero se celebra el Día Mundial de la Encefalitis. Poco se habla de ella por eso hoy, con motivo del día mundial, queríamos darla a conocer un poquito más.

La encefalitis es una enfermedad infecciosa que afecta al cerebro. Existen diversos tipos de encefalitis, que pueden ser provocados por virus, bacterias, hongos o parásitos.

La encefalitis puede producir síntomas como fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, alteraciones de la conciencia, del lenguaje y de los movimientos. La enfermedad tiene una evolución variable, que puede ir desde una leve alteración de la conciencia hasta el coma. La mortalidad de la encefalitis es variable, dependiendo del agente causal, y puede oscilar entre el 5% y el 20%.

La encefalitis puede provocar alguno de los siguientes síntomas como:

Alteraciones de la conciencia, con letargia, que puede progresar al estupor y coma.

Alteraciones del lenguaje y afasia.

Signos cerebelosos y alteraciones sensoriales, auditivas o visuales.

Todos estos síntomas son debidos a lesiones focales o difusas de la sustancia gris o sustancia blanca del sistema nervioso central. En la quinta parte de los pacientes aparecen diversas secuelas, como deterioro mental, cambios en la personalidad y alteraciones de los movimientos.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la encefalitis se basa en la anamnesis, en la exploración clínica y en las pruebas de laboratorio. La anamnesis consiste en un interrogatorio detallado del paciente y de sus familiares acerca de los síntomas que presenta, la historia clínica y los antecedentes personales y familiares.

La exploración clínica incluye la inspección del paciente, la palpación de la cabeza y el examen neurológico.

Las pruebas de laboratorio más útiles son la analítica sanguínea, en la que se pueden detectar diversos agentes etiológicos, y la electroencefalografía (EEG), que permite detectar alteraciones en el funcionamiento del cerebro.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la encefalitis depende del agente causal. Si la encefalitis es provocada por un virus, el tratamiento consiste en el apoyo vital del paciente y en la administración de fármacos antivirales. Si la encefalitis es provocada por una bacteria, el tratamiento consiste en la administración de antibióticos. Si la encefalitis es producida por hongos o parásitos, el tratamiento puede requerir la administración de fármacos antiparasitarios o antifúngicos. En algunos casos puede ser necesario realizar una intervención quirúrgica para extirpar el tejido cerebral afectado. El objetivo del tratamiento es restablecer la función cerebral lo más pronto posible y prevenir las secuelas.

En la mayoría de los casos el tratamiento es efectivo y el paciente recupera la totalidad de sus funciones.

¿Cómo se puede prevenir?

No existe una vacuna contra la encefalitis. La prevención de la encefalitis se basa en la vacunación, en el lavado de manos y en el uso de mascarillas cuando se está enfermo. La vacunación es la medida más efectiva para prevenir la encefalitis. La vacuna contra la encefalitis es una vacuna que contiene una proteína purificada del virus de la encefalitis. Las personas que deben vacunarse contra la encefalitis son las personas que viajan a zonas endémicas, las personas que trabajan con animales y las personas que tienen contacto con personas enfermas.

El lavado de manos es una medida sencilla y efectiva para prevenir la encefalitis. El lavado de manos debe realizarse con agua y jabón y se debe enjuagar las manos durante al menos 20 segundos. El uso de mascarillas es una medida de protección que se recomienda en personas enfermas.

Compártelo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Lula González

Lula González

Responsable de Marketing del Grupo Luxury Care

Sigue leyendo

Te puede interesar

El ejercicio físico y estiramiento en mayores

El ejercicio físico es importante en personas mayores porque puede ayudar a mantener o mejorar la capacidad física y mental, y también puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas. El ejercicio físico puede ser una forma de socialización para las personas mayores, y también puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. El estrés

Las cosas de mis abuelos

La dinamización forma parte de nuestros días, ya que gracias a ella nuestros mayores despertar nuevas sensaciones, nos encanta verlos sonreír y sobre todo motivarse con nuevos objetivos. Esto hace que si la depresión se disipe y que puedan encontrar el placer nuevamente en el camino hacia un fin. No perder la esperanza. El día

Comer con Parkinson, el temblor en las manos

El Parkinson es una enfermedad neurológica, crónica y progresiva, caracterizada por temblor, rigidez, bradicinesia y inestabilidad postural. Esta enfermedad hace que sea difícil mantener cierta autonomía personal y poder comer tranquilamente, por este motivo Google ha creado una cuchara que evita tirar la comida y comer con más seguridad.